You Tube  facebook

sitemap

Imprimir

Tuberculosis

Programa Nacional de Tuberculosis y Enfermedades Respiratorias

Descripción de la Enfermedad

 ¿Qué es la tuberculosis?

La tuberculosis es una enfermedad infecciosa y contagiosa, provocada en la mayor parte de los casos por el microorganismo denominado Mycobacterium tuberculosis. Éste bacilo habitualmente ingresa al organismo por las vías respiratorias. En algunos casos puede diseminarse desde su localización inicial en los pulmones, a otras partes del organismo mediante el flujo sanguíneo, el sistema linfático, mediante las vías aéreas o por extensión directa a otros órganos.

¿Qué bacilo causa la tuberculosis?

El agente infeccioso es una bacteria llamada Mycobacterium tuberculosis o Bacilo de Koch, el cual únicamente puede observarse a través del microscopio. El desarrollo de la tuberculosis después de una infección por bacilos tuberculosos, es en ocasiones prevenida por las reacciones del sistema inmunológico; cuando el sistema inmunológico se encuentra disminuido por efectos del VIH, u otras enfermedades, los bacilos tuberculosos durmientes en el organismo de la persona infectada comienzan a multiplicarse y desarrollan la tuberculosis.
El que las personas desarrollen o no la enfermedad, está condicionada por algunos factores, entre ellos:

  • Desnutrición
  • Hacinamiento
  • Personas inmuno – deprimidas

Tuberculosis Pulmonar:

Es la forma más frecuente de esta enfermedad, observándose en más del 80% de casos. Esta puede ser con baciloscopía positiva o con baciloscopía negativa. Esta forma de tuberculosis es la responsable de la transmisión de la enfermedad a miembros del grupo familiar y de la comunidad, causante de secuelas en casos diagnosticados tardíamente y de una alta proporción de muertes en enfermos que nunca recibieron tratamiento.

Tuberculosis Extrapulmonar:

La tuberculosis desde las fases iniciales puede producir diseminaciones, por vía linfática o hematógena a cualquier órgano o tejido del organismo. La tuberculosis extrapulmonar en su conjunto, supone el 10 al 20% del total de tuberculosis que aparece en los enfermos inmuno competentes aunque esta frecuencia de presentación se incrementa notablemente en las personas que son portadoras de algún grado de inmunodeficiencias. La localización más frecuente en el país es la tuberculosis pleural, miliar.
Esta afecta a otros órganos fuera de los pulmones, frecuentemente: pleura, ganglios linfáticos, huesos, articulaciones, tracto urogenital, sistema nervioso, gastrointestinal, columna vertebral, etc.

Tuberculosis Meníngea

Es la inflamación de las meninges y de sus alrededores provocada por el bacilo de la tuberculosis. Este tipo de TB es uno de los cuadros más graves de la enfermedad, por lo que su diagnóstico precoz y tratamiento pueden resultar vitales. Los bacilos pueden ingresar en el espacio subaracnoideo provocando:

  1. Inflamación de las meninges,
  2. Formación de una masa en la base del cerebro,
  3. Inflamación y reducción del diámetro de las arterias, con daño cerebral.

Generalmente, se manifiesta con un decaimiento general a lo largo de 2-8 semanas, con malestar general, irritabilidad, cambio de la conducta, anorexia, pérdida de peso y fiebre leve. Después progresa a dolor de cabeza, vómito, tensión cervical y, rápidamente, a la pérdida de la conciencia.

Por localización y bacteriología:

¿Cómo se desarrolla la Tuberculosis?

La tuberculosis se desarrolla en el organismo humano en dos etapas: La primera, ocurre cuando un individuo sano se expone a microorganismos provenientes de un individuo enfermo de tuberculosis (infección tuberculosa); y la segunda, cuando el individuo infectado desarrolla la enfermedad (tuberculosis) y da origen a las manifestaciones del cuadro clínico.

¿Cómo se transmite la tuberculosis?

Cuando una persona enferma de tuberculosis, sin tratamiento, tose, ríe, estornuda o canta, expulsa los bacilos al aire en pequeñas gotas microscópicas de saliva.
Estas gotitas se secan rápidamente, convirtiéndose en gotitas secas que contienen los bacilos, estas pueden permanecer suspendidas en el aire.
Las gotitas secas pueden ser inhaladas por una persona sana; si estas gotitas logran implantarse en los pulmones de la persona, comienzan a multiplicarse y se produce la infección.
El contagio es mayor entre las personas que habitan en la misma casa con una persona enferma de tuberculosis.

Los casos extrapulmonares muy raramente son contagiosos.

¿Cuáles son los síntomas de la tuberculosis?

Los síntomas más frecuentes de tuberculosis pulmonar son:

  • Tos con expectoración por 15 días o más
  • Calentura y sudoración por las noches
  • Pérdida del apetito
  • Pérdida de peso
  • Cansancio y decaimiento
  • Puede haber dificultad para respirar o dolores de pecho

Una persona con cualquiera de estos síntomas que está o ha estado en contacto con una persona enferma de tuberculosis, tiene muchas probabilidades de presentar la enfermedad.

Los síntomas de la tuberculosis extrapulmonar dependen del órgano afectado.

Ejemplo:

  • Dolor toráxico (del pecho) en las personas con derrame pleural tuberculoso
  • Ganglios linfáticos aumentados de volumen
  • Deformación de la columna vertebral
  • Otros

Estos son los signos observados con mayor frecuencia en la tuberculosis extrapulmonar.

¿Cómo se detecta la tuberculosis?

La forma de saber si una persona padece de tuberculosis pulmonar es a través del examen de esputo o flema, el cual se realiza por medio de microscopio; a este examen se le llama baciloscopía. Si al realizar la baciloscopía se detectan bacilos en la muestra de flema, se concluye que la persona presenta una tuberculosis.
Cuando se sospecha tuberculosis es necesario recolectar tres muestras de flema para el examen bacteriológico; para obtener una buena muestra y garantizar la calidad de los resultados, es necesario seguir las indicaciones siguientes:

  1. La primera muestra se toma el día que la persona es identificada como sintomática respiratoria, en el establecimiento de salud o en la comunidad. Dar indicaciones de cómo obtener una buena muestra.
  2. La segunda muestra el paciente debe recolectarla inmediatamente al levantarse y antes de ingerir alimentos, ya recolectada la muestra llevarla a la unidad de salud o entregarla al agente comunitario. Recordar los pasos a seguir para obtener una buena muestra.
  3. La tercera muestra se toma cuando el paciente entrega la segunda muestra. Siempre recordar los pasos a seguir para obtener una buena muestra.

Si la primera muestra recolectada es positiva y la persona no acude a entregar la segunda muestra, debe buscársele inmediatamente para recolectar las otras muestras y confirmar el diagnóstico. Así se evita que empeore su estado de salud y disemine los bacilos entre su familia y comunidad.
En caso de niños menores de 10 años, el diagnóstico de tuberculosis se vuelve difícil, ya sea por la falta de una muestra de esputo o por las características que presenta la enfermedad; por lo que se hace necesario la utilización de criterios diagnóstico como:

  1. Clínicos
  2. Radiológicos
  3. Epidemiológicos (contacto)
  4. Tuberculínicos (PPD)
  5. Anatomopatológicos
  6. Bacteriológicos

¿Cómo se cura la tuberculosis?

Tomando el tratamiento estrictamente supervisado.
Los pacientes toman sus medicamentos bajo la observación de un trabajador de salud o de un agente comunitario capacitado.

El tratamiento para la tuberculosis tiene dos fases:

1ra. Fase o fase intensiva
Atiene una duración de dos meses, el paciente recibe medicamentos en una sola toma, de lunes a sábado, los medicamentos que tomará son:
- Isoniacida
- Rifampicina
- Pirazinamida y
- Etambutol
2da. Fase o fase de sostén
tiene una duración de cuatro meses, el paciente recibe 2 medicamentos en una sola toma, los días lunes, miércoles y viernes, los medicamentos que tomará son:
- Isoniacida
- Rifampicina

El tratamiento en mujeres embarazadas o en puerperio es el mismo. En niños la duración del tratamiento es igual, con la única diferencia que no se les da etambutol.

Para que el paciente se cure totalmente debe cumplir con todo el tratamiento y estrictamente supervisado.

¿Cómo prevenir la tuberculosis?

Las personas que padecen de tuberculosis, deben colaborar en la prevención de la enfermedad siguiendo estas recomendaciones:

  1. Asistiendo todos los días a la unidad de salud a tomarse el medicamento estrictamente supervisado o permitiendo que el agente comunitario se lo supervise.
  2. No abandonar por ningún motivo el tratamiento
  3. Notificando quienes son las personas que han estado expuestas al contagio para que se les examine oportunamente
  4. Cubriéndose la boca al toser o estornudar y no escupir en el suelo
  5. Participando activamente en las actividades de información, educación y comunicación para el control de la tuberculosis.
  6. Vacunando a los recién nacidos con la BCG para evitar las formas graves de tuberculosis
  7. Proporcionando tratamiento preventivo con Isoniacida a niños menores de 10 años y a personas con VIH, contactos de pacientes con tuberculosis BK(+).

Todos estamos expuestos

Es importante explicarle a la población que la tuberculosis es curable y que puede en gran medida ser prevenible, debe explicársele también que el tener la enfermedad no convierte a nadie en una persona rara, ya que todos podemos padecerla, sin distinción de sexo, edad, religión o grupo social.
Es necesario que se promueva entre la población, la importancia de conocer sobre la tuberculosis, ya que solamente conociendo de ella podemos detectarla y solicitar ayuda médica oportunamente.
El paciente que abandona el tratamiento va a seguir contagiando a las personas que le rodean.
Cada paciente con tuberculosis sin tratamiento contagia entre 10 y 20 personas más cada año.

“El tratamiento de uno es la prevención de todos”.