You Tube  facebook

sitemap

Imprimir

Gonorrea

La gonorrea está causada por una bacteria, Neisseria gonorrhoea. Se transmite a través de sexo vaginal, anal y oral, como así también de madre a hijo durante el parto.

Presentación

Hasta el 80 por ciento de las mujeres y 10 por ciento de los hombres infectados con gonorrea pueden ser asintomáticos. Los síntomas suelen aparecer de dos a siete días después de la infección, pero puede llegar a tardar hasta 30 días. Los primeros síntomas suelen ser leves y no específicos.

En las mujeres, los síntomas pueden incluir:

  • Dolor o ardor al orinar
  • Flujo vaginal anormal
  • Sangrado entre los ciclos menstruales
  • Sangrado poscoital

En hombres, los síntomas pueden incluir:

  • Ardor al orinar
  • Secreción uretral
  • Dolor e inflamación testicular

Tanto en hombres como mujeres, los síntomas de infección rectal (proctitis) pueden incluir:

  • Secreción o sangrado anal
  • Prurito o dolor anal
  • Dolor al evacuar el intestino
  • Las infecciones en la garganta tienen pocos síntomas pero pueden causar dolor de garganta.

Complicaciones:

La gonorrea no tratada puede resultar en complicaciones graves y permanentes en hombres, mujeres y niños. En las mujeres, la gonorrea no tratada puede pasar al cuello del útero e infectar el útero, las trompas de Falopio y los ovarios, derivando en enfermedad pélvica inflamatoria (EPI).

En los hombres, la gonorrea puede causar epididimitis, que a su vez puede derivar en esterilidad si no se la trata. La gonorrea también puede afectar la próstata y derivar en la cicatrización y estenosis (estrechamiento) de la uretra, lo que a su vez genera problemas para orinar.

Entre el 0,5 - 1 por ciento de todas las infecciones1, la gonorrea ingresa al torrente sanguíneo y puede resultar en septicemia, artritis, lesiones en la piel, endocarditis y meningitis. Estas afecciones pueden poner en riesgo la vida. La artritis puede provocar lesiones permanentes en las articulaciones. Tanto en hombres como mujeres, la presencia de la infección por gonorrea aumenta el riesgo de contraer el VIH o transmitirlo.